¿Qué es el método FUE?

Actualmente es la última y más avanzada técnica de trasplante de pelo que existe. La técnica FUE (Follicular Unit Extraction = Extracción de Unidades Foliculares) es una técnica de microtrasplante folicular que consiste en extraer una a una las unidades foliculares de la zona donante, generalmente zona lateral y posterior de la cabeza, para trasplantarlas posteriormente a la zona receptora. La extracción de unidades foliculares se realiza una a una con un micro-motor equipado con un bisturí circular de menos de un milímetro de diámetro.
Mediante esta técnica se puede trasplantar pelo de la cabeza a la barba, a las cejas, el bigote o a las patillas por ejemplo. También es usado para reconstrucción
de cicatrices. La técnica FUE es la más demandada mundialmente por sus resultados espectaculares y rápida recuperación. Con el método FUE (Método de Extracción de Unidades foliculares) el tiempo de cicatrización es menor. Podrás llevar el pelo corto, ya que no se usa bisturí y no hay puntos de sutura, por lo que no quedan cicatrices.

Procedimiento de Trasplante capilar con la técnica FUE:

La técnica FUE es una cirugía menor en la que el cirujano y el equipo que la realiza debe tener un entrenamiento específico en esta técnica para poder retirar las unidades foliculares intactas sin lesionarlas. Es una técnica mínimamente invasiva donde los pacientes no sienten dolor. El método FUE se realiza generalmente bajo anestesia local y no requiere hospitalización.

Tras afeitar la cabeza, haber realizado junto con el médico el diseño de la zona receptora y haber aplicado la anestesia, el primer paso es la extracción de las unidades foliculares de la zona donante. Se realiza una pequeña incisión circular en la piel alrededor de una unidad folicular, la unidad se extrae directamente del cuero cabelludo, dejando un pequeña incisión. Este proceso se repite, mientras la zona donante lo permita, hasta que el médico ha conseguido suficientes unidades foliculares para cubrir la región de pérdida de cabello. Las unidades foliculares se retiran con micro-bisturís (actualmente con micro-motor) de 0.5, 0.75, 0.80 ó 1.0 mm de diámetro según el número de pelos de la unidad folicular a retirar.

Estos pequeñas incisiones, de aproximadamente 1 mm de tamaño, se cerrarán en 48 a 72 horas y cicatrizaran en aproximadamente 7 días.

Se realiza una clasificación y conservación de las unidades foliculares, las cuales deben estar adecuadamente conservadas para asegurar su viabilidad al momento de ser implantadas. Cuanto menor tiempo estén fuera del cuero cabelludo más porcentaje de supervivencia existe.

El siguiente paso es la preparación de la zona receptora. Se realizan pequeñas incisiones (agujeritos) en el cuero cabelludo usando un instrumento de aguja refinado, llamado implanter, en la zona receptora.

Posteriormente procedemos a implantar las unidades foliculares una a una, en los pequeñas incisiones de la zona receptora en la que crecerán de forma natural los folículos implantados.

La duración de la intervención dependerá del tamaño de la zona a tratar, pero puede estar entre cuatro y siete horas.

El paciente se retira de la clínica al poco tiempo de finalizar el injerto capilar, una vez el médico ha comprobado que el paciente está totalmente recuperado, pudiendo retomar su ritmo normal en un breve tiempo.

¡Estaremos encantados de ayudarte sin compromiso alguno!